Amigas unidas por la donación

Hilda y Maria Isabel  tenían severos problemas con sus riñones  y requirieron diálisis para permanecer vivas.  Fue en el centro de diálisis que se conocieron y desarrollaron una amistad.

Hilda y Maria Isabel

Las dos tuvieron la bendición de recibir trasplantes de riñón y están agradecidas a sus donantes por darles una segunda oportunidad de vida.

“Mis cuatro hijos por poco se quedan sin su mamá.  Gracias a mi donante puedo verlos crecer,”  dice Hilda. “De verdad que fue un ángel quien me donó vida.”

Estas amigas corrieron con mucha suerte. En los Estados Unidos, 22 personas mueren cada  día esperando por un trasplante de órgano que no llegó a tiempo. Es por eso que se convirtieron en Embajadoras de Done Vida con Donor Network West  para promover la donación en su comunidad.

Juntas, con la fuerza de la amistad, gritan a los cuatro vientos que la donación de órganos y tejidos salva y mejora vidas.

Todos podemos ayudar a salvar vidas. Regístrese como donante en el DMV o en DonorNetworkWest.org/español.